Consumos eléctricos

Se acercan los meses más fríos del año y, con ellos, un pico estacional en el consumo de  electricidad.

Hoy, los hogares consumen más del 40% de la energía que se produce en el país, la cual se utiliza principalmente para climatización, calentar agua corriente sanitaria, cocción de alimentos, iluminación y uso de electrodomésticos.

La elección del tipo de energía que utilizaremos en cada caso, es una decisión que requiere evaluar no solo la conveniencia económica, sino también el impacto social y ambiental, haciendo un uso masracional .

Las perspectivas futuras son más alentadoras. Según una estimación de la Fundación Vida Silvestre, para el año 2030 más del 70% de la energía será producida mediante fuentes limpias o renovables.

Si tenemos en cuenta que el ciclo de vida de una vivienda es de 50 a 100 años, a simple vista, la decisión más sustentable y “a prueba de futuro”, sería optar por los nuevos sistemas eléctricos de mayor eficiencia.

La climatización, corresponde al mayor gasto energético del hogar, con un 40% del consumo total.

En sistemas eléctricos, dentro de las tecnologías más utilizadas, tenemos las de baja eficiencia, como las estufas de cuarzo, los caloventores y calefactores cerámicos.

Estos son uno de los principales responsables de los picos de consumo y cortes de luz que suceden en plena temporada invernal.

Por otra parte, su consumo es tan elevado que muchas veces literalmente “derriten” las instalaciones eléctricas más precarias, ocasionando incendios, pérdidas humanas y materiales.

Calentar agua corriente, corresponde al segundo gran consumo energético del hogar, con un 25% del consumo total.

La utilización de sistemas eléctricos, cuando no se cuenta con red de gas natural, como  los   termotanques   que utilizan una resistencia eléctrica, tienen un gran consumo por lo que no son recomendables.

La cocina, es el cuarto mayor consumo del hogar y representa un 10% del total.

Los hornos eléctricos por convección utilizan ventiladores que generan una corriente de aire que envuelve los alimentos, permitiendo una cocción más pareja y en menor tiempo.

El tipo de sistema a utilizar dependerá del tamaño y tipo de uso de la casa, y la disponibilidad de gas natural.

Siempre que nuestro presupuesto lo permita, optemos por sistemas eléctricos de alta eficiencia.

Esto quiere decir que el mayor costo del hogar deriva de su operación, que principalmente depende de los consumos energéticos y el mantenimiento.

Cada peso que aportamos inicialmente para lograr una mayor eficiencia energética, resultará ser la mejor inversión para el bolsillo y nuestro planeta.

One thought on “Consumos eléctricos

Leave a Reply

Your email address will not be published.